Entrada destacada

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un teléfono gratuito de atención a la maternidad.

Nace un teléfono gratuito de atención a la  maternidad en Madrid La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un   teléfono gratui...

17 de mayo de 2018

SI TU ME DICES VEN, LO DEJO TODO...


Que fácil es ir a "Mi Querido Hospital" a trabajar. Que fácil me lo ponen los pacientes. Que feliz y contenta voy cada día a mi Unidad. A veces el trabajo engancha tanto que cuanto más trabajas más felicidad te da. ¿Os pasa a vosotros? ¿o es mi pasión la que me lleva a desarrollarme además de profesionalmente también como persona?.
Recuerdo con cariño y alegría cuando mis hijas de pequeñas me decían: "Que suerte tienes mamá además de pasártelo bien en el trabajo encima te pagan". Cuantas veces se lo recuerdo y nos reímos juntas, disfrutamos y reflexionamos. Sí, así es, por suerte aunque los años pasan, sigo siendo la misma, apasionada por mi trabajo, por esa vocación de ayudar que me genera una enorme satisfacción.
Si tu trabajo te gusta, es la mejor bendición que te puede pasar. Unos días la Unidad llena, otros días no. Pero solo pensar que me lo voy a pasar bien, a sacarle esa sonrisa, a poner humor, amor, compasión y ayuda integral, humanizando los cuidados asistenciales, bien vale la pena ir a trabajar. 
A la paciente en el ingreso a la Unidad:
Hola bienvenida!!!, ¿Sabe Ud que está en un hotel de 7 estrellas? (las siete estrellas de la bandera de la Comunidad de Madrid). esa sonrisa de la paciente son vitaminas para mi alma....
Leo la pulsera identificativa ... Se llama Ud...Ya veo que ya trae puesta la pulsera de todo incluido, como dicen los jóvenes cuando se van de vacaciones a Punta Cana... la paciente se siente acogida con calidez, humor y cariño, su mirada feliz de ser cuidada no para de sonreir.....
Pues estamos para ayudarla, me llamo Victoria...en este cablecito gris que le dejo cogido a la cama, está el timbre que es el botón rojo, y los dos botones amarillos que son las luces.
Vamos a tomarle las constantes, la veo genial. ¿Que tal se encuentra¿ ¿tiene dolor?
Le explico el protocolo de la Unidad, con la familia presente, los invito a plasmar el momento con una foto familiar que encantados me facilitan su móvil.
Con cariño y una mirada cálida y humana le recuerdo que estamos para atenderles, que no duden en llamanos y les señalo el timbre.
He sacado esa sonrisa y no solo a la paciente también a la familia,  se han convertido en momentos inolvidables, que con humor y muchos mimos ofrezco a mis mis princesitas, mis queridas pacientes y sus familiares.
Todo sea por humanizar la asistencia sanitaria, porque lo que hago me sale del alma, y no hay mejor sueldo que el cariño que me dan mis pacientes cada día, son muy agradecidos y les deseo lo mejor. 
Un abrazo entrañable una sanitaria apasionada.
Victoria Martín Egido.

29 de marzo de 2018

Versión completa: “Las emociones no se aprenden por apuntes, hay que vi...

"Nuestro Querido Hospital": Pediatría del Hospital Universitario Infanta Sofía...

"Nuestro Querido Hospital": Pediatría del Hospital Universitario Infanta Sofía...: DISEÑADOS CON COLORES Y DIDUJOS INFANTILES  Los profesionales de Enfermería del  Hospital Universitario Infanta Sofía  han...

"Nuestro Querido Hospital": Un estudio dice que la maternidad equivale a traba...

"Nuestro Querido Hospital": Un estudio dice que la maternidad equivale a traba...: Estudios de maternidad que valen la pena Son muchos los estudios de maternidad, pero pocos tienen tanto impacto en la sociedad como el de...

"Nuestro Querido Hospital": ¡Está comprobado!, ser mamá cansa más que trabajar...

"Nuestro Querido Hospital": ¡Está comprobado!, ser mamá cansa más que trabajar...: Ser mamá es un trabajo de tiempo completo Que nadie te diga que este no es el trabajo más importante de tu vida Las mujeres que se de...

4 de enero de 2018

La técnica de los seis sombreros para pensar, de Edward de Bono

Técnica de los seis sombreros

La técnica de los seis sombreros para pensar de Edward de Bono sigue siempre la misma pauta, la misma estrategia. No obstante, por muy simple que nos pueda parecer a simple vistaesta dinámica, no deja de tener un impacto muy positivo en nuestro cerebro, puesto que lo que estamos llevando a cabo es un “entrenamiento” en toda regla para que aprender a pensar mejor.
Un aspecto que de Bono nos sugiere en su libro de los “6 sombreros” es que algo tan simple como ponerse un sombrero en la cabeza constituye en muchos casos un acto deliberado. El pensamiento también debería seguir esta regla, “ser deliberado y muy cuidado”. Pensar bien, para vivir mejor, es una regla a seguir y, por ello, nada mejor que hacer uso de “varios sombreros” para conseguir un estilo de pensamiento variado, ágil y creativo.
Así, lo que busca esta técnica es representar seis direcciones de pensamiento contenidas en seis sombreros imaginarios. Cuando aparece un problema o intentamos tomar una decisión, cada sombrero nos ofrecerá una premisa, una visión, un encuadre concreto. Una vez los hayamos usado todos de forma proactiva, nos sentiremos más capacitados para tomar una decisión.
Veamos ahora qué nos enseña cada sombrero.

El sombrero blanco

sombrero blanco representando la técnica de los seis sombreros
Este sombrero nos enseñará a ver las cosas desde un punto de vista objetivo, neutro y vacío de sesgos. El estilo de pensamiento que aplicaremos se basará en el análisis de los datos, en el contraste de la información proporcionada sin emitir juicios de valor.
-El sombrero blanco busca hechos concretos.
-No interpreta ni da opiniones.

Sombrero negro

  • El sombrero negro representa lo lógico-negativo y nos enseña a comprender por qué ciertas cosas pueden salir mal, no funcionar o no acontecer de la forma que nosotros pensamos.
  • La técnica de los seis sombreros nos ayuda también a ser críticos y a ver la parte negativa de las cosas para ser más realistas.
  • En ocasiones, es necesario ser conscientes de los hechos adversos o complejos, esos muros sin salida que hay que aceptar para hallar salidas más válidas.
  • Asimismo, este tipo de pensamiento se nutre también de nuestra experiencia pasada, esa que nos recuerda los errores del ayer, esa que nos dice que es mejor intentar cosas nuevas antes de caer de nuevo en las mismas trampas.