Poesia

Si quieres hablar con alguien, mírale a los ojos, suavemente, con dulzura

Si son varios, mira al más distante, o al más contrario a tus ideas y nunca le ignores

Si son muchos, busca la cercanía y no te quedes sólo con una "cara gancho".

 

Si al que mirar está lejos, utiliza el teléfono, poniéndole ojos con quien hables

Si es importante, visítale. Y mírale a los ojos

Si te interesa mucho, búscale y no te olvides de regalarle una mirada

Si quieres demostrar seguridad, no desvíes la mirada.

 

Si pasan todo el día, pon un cartel para poder ser mirado por mil ojos

Si se encuentran dispersos, haz un folleto lleno de miradas.

Si quieres que te lean, añade dibujos (con ojos de cercanía).

Si quieres que te crean, ponle una foto de tu mirada

Si quieres impresionar a todo color

Si quieres calidad, en blanco y negro

 

Si quieres que te entiendan, diciendo sólo tres cosas, mírale

Si quieres que te retengan, una sola y con mirada, que es la que habla.

 

Si quieres que te sigan, mira y acércate.

Si quieres enganchar, pregunta con la mirada

 

Si quieres aburrirles, no busques el color de sus ojos, no les mires.

Si quieres comunicarte, mírales.

Si quieres que te atiendan, escúchales con una mirada atenta, cercana

 

Si quieres que te odien, mira con indiferencia o con "miradas que matan".

Si quieres convencerles, mira con diálogo, con cercanía y con miradas que aman.

 

Sin duda la salud es transmisible. Mirar, que es comunicar, es sin duda saludable.

 

Joan Carles March Cerdà.

Escuela Andaluza de Salud Pública. Área de Ciudadanía, Ética y Participación.