3 de junio de 2008

DÍA ESPECIAL EN EL PARQUE DEL RETIRO DE MADRID

Tenía el presentimiento que iba a ser un día especial.
Hacía mucho que no tenía un día sabático para disfrutarlo a tope e ir a Madrid.
Era mi oportunidad, iba a ir acompañada y en plan relax...nada de tiendas, ni aglomeraciones...
Salí a la feria del libro al Parque del Retiro de Madrid...qué extraordinario, hacía buen tiempo, un sol espléndido, un día que pasé en el retiro desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde.
Y....todavía no me extrañaría que me quedara algún rinconcito por recorrer.
Disfrute comprando libros en la feria, la acababan de abrir y empezaban a venir niños de los colegios con sus monitores...cada caseta era distinta a pesar de que todas vendían libros, unas me llamaban más la atención que otras.
Decidí ir al Museo Reina Sofía pero ¡vaya¡ el martes estaba cerrado el vigilante nos dijo a mis primos de Salamanca y a mí que el sábado por la tarde y el domingo era gratis...ya volveremos....
Pasamos el día en el Parque fue un día relajado y distendido que entre las terrazas y un paseo interminable por la casa de vacas, el estanque, el palacio de cristal, la cueva, la rosaleda, exposición de fotos...y muchos policías que unos a caballo, otros en moto, otros en coche,...velaban por la seguridad de todos, si, te sientes protegida, y puedes disfrutar de su paisaje, sus árboles, su césped que ya se animaban algunos a tomar el sol....
La conversación entrañable, cálida, momentos con emoción como había deseado tenerla desde hacía tiempo pero las distancias ...a veces la pereza y sobretodo la falta de tiempo hace que esta tarde quede grabada en mi retina, como la deseada, muy feliz volví a casa...
No me acordé para nada de la plancha, la aspiradora ...y demás quehaceres domésticos, creo que ha sido un día fructífero en el que disfruté como una niña pequeña, el calor de los míos, recordando la infancia y deseando llevarme los pulmones bien oxigenados...creo sinceramente que lo conseguí.
Calidad de vida, algo que me merecía y con las personas que más quiero, una tarde primaveral con olor a rosas, con sabor....a esos recuerdos, y sobretodo con la suerte de hablar largo y tendido con una persona muy especial ..¡¡¡ ALGUIEN que está haciendo muy feliz y muy dichoso a mi primo...NORA, seguro que mi tía ESPE esta tarde también se lo pasó genial viéndonos en amor y armonía como nos merecemos.
Que de estos momentos y otros tantos como estos, hagamos más felices a los que ya no están con nosotros y a nosotros mismos.