26 de marzo de 2009

HOSPITAL INFANTA SOFÍA


Muchas gracias a David Rodríguez Carenas médico-periodista, cuya extraordinaria labor en DIARIO MÉDICO ha hecho posible dejar mi alma al descubierto, a su con su compañero fotógrafo Luís Camacho Peral por su trabajo que realiza con esmerada dedicación y por supuesto gracias a Soraya Pérez Estévanez que se marcó el objetivo que mis sentimientos salieran a la luz a través del periódico "DIARIO MÉDICO".
Me sentí muy cómoda durante la entrevista y tengo que destacar que con lo difícil que es plasmar los sentimientos de una persona, David lo ha bordado, os ha transmitido la pasión que tengo por mi hospital , el espíritu de entrega y satisfacción que da el trabajo bien hecho.
Tengo que subrayar que trabajo por y para satisfacción propia, que lo llevo en el alma, que adoro mi vocación y que gracias al Hospital Infanta Sofía la puedo desarrollar, espero que con dignidad, lealtad y cariño como se merece mi Hospital.
Cada uno da lo que tiene y el cariño, la alegría y el espíritu de ayuda hacia los pacientes queda bien reflejado en cada intervención que el trabajo me ofrece.
La vida es un boomerang, lo que se da se recibe con creces, quédate con este pensamiento, reflexiona y con sinceridad y empatía pregúntate: ¿si yo fuera la paciente, me gustaría una atención integral, donde se respetaran mis derechos, se me tratara con dignidad, como ser humano que necesita sobre todo cuando estás ingresada CALIDAD ASISTENCIAL?