Entrada destacada

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un teléfono gratuito de atención a la maternidad.

Nace un teléfono gratuito de atención a la  maternidad en Madrid La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un   teléfono gratui...

28 de febrero de 2010

La homeopatía


La homeopatía es una de las terapias naturales con mas seguidores en todo el mundo ya que es muy práctica, fácil de tomar y, generalmente, muy eficaz.

¿De dónde sale el medicamento homeopático?
La base de la homeopatía es la tintura madre derivada de tres reinos: el mineral, animal y vegetal. La tintura madre que deriva de partes del cuerpo humano se la llama organoterapia y la preparación es la misma que la homeopática, pero su acción es puramente orgánica.

¿Qué trata la homeopatía?
Con la homeopatía podemos llegar al ser humano desde lo más profundo a lo más superficial. Desde su parte más sublime hasta la psique, la emocional, la parte más física. Dependerá del uso que hagamos en función de las diluciones y la intención del terapeuta.

Si lo que queremos es llegar al terreno psicológico-emocional, las diluciones que se suelen usar son altas. Hay quien usa las centesimales hahnemanianas (CH), las korsakovianas (K), las milesimales (LM)

¡Dime qué dilución tengo que tomar!
Dependerá de la vitalidad del individuo, de la edad, de su capacidad de respuesta, de su sensibilidad, de su estado de salud, la antigüedad del problema, de lo que le acompaña y otras variantes que matizarán la toma del caso que nos decide si usar una dilución u otra.

Todo en su conjunto nunca se mueve por unos protocolos como lo hacen otras medicinas.
La homeopatía es una terapia holística que tiene que ver el global del individuo y para que esto funcione hay que realizar un análisis detallado del caso.

De ahí que a mi modo de entender no resulta válida la prescripción de ningún tipo de homeopatía sin ver a la persona en directo.
Los tratamientos on-line o parecidos pueden llegar a funcionar pero nunca en la profundidad que buscamos porque hay una parte vibracional de persona a persona que se pierde.

De ahí que muchos desestimemos esta opción, no por desaire ni porque queramos incrementar nuestra consulta, sino por ética y principios, por el bien de la persona y apelando el buen hacer.

¿Y si me encuentro mal de manera puntual?
Hay un uso muy básico de la homeopatía que es para problemas puntuales como pueden ser procesos catarrales, gastrointestinales, dolores articulares, musculares, caídas, golpes... ahí sí que nos podemos mover por unas características comunes independiente de la vitalidad, aunque si la persona está muy debilitada o está en un proceso crónico, deberemos deliberar si le damos una dilución alta o empezaremos a ver cómo reacciona con una dilución media.

¿Por qué hay varios tipos de diluciones?
Para llegar a distintos niveles de profundidad. A menor dilución, más orgánico. A mayor dilución, más profundo.
Cada homeópata tiene su forma de trabajar. Hay quien se maneja siempre con las CH (centesimales), pero los hay que según el cuadro, si es crónico o tiene factores puramente emocionales, puede barajarse la posibilidad de usar las K o las LM.

El uso de uno u otro es toda una base con unos criterios muy marcados, pero lo que realmente lo define es la práctica diaria del homeópata ante su paciente.

¿Qué es eso de la Ley de Similitud y la Ley de los Contrarios?
La Ley de Similitud difiere de la Ley de los Contrarios en la que se basa la medicina alopática, en la que entiende que donde está el síntoma, debe actuar de manera contraria, acallándolo, suprimiéndolo. Por ejemplo, cuando tenemos una inflamación, con el uso de antiinflamatorios; cuando hay fiebre, con el uso de antitérmicos, etc.

La Ley de Similitud se basa en la observación que hizo Hahnemann que los semejantes se curan. Actúa en la misma dirección que la enfermedad, participando en la actividad del organismo, acompañándolo. No se impone sobre el organismo, despierta la capacidad de autocuración. No son los gránulos los que te curan, es la respuesta de tu organismo a la información que contienen.

Esta acción concreta provoca que la curación resuelva de manera más profunda.
Cuando se cuenta que los semejantes se curan quiere decir que lo que el propio medicamento provocaría molecularmente, es decir, los síntomas, malestares o reacciones, una vez diluido, dinamizado y suministrado a la potencia correcta puede llegar a curar.

Hay que tener en cuenta en casos profundos los medicamentos constitucionales o también llamados policrestos. Queremos llegar a la máxima profundidad que nos deje el individuo.
Si no encajamos con la dilución podemos provocar una reacción nula o mucho malestar, ya que removemos a la persona, pero no estamos en la dilución correcta.
No existe ninguna terapia que tenga capacidad curativa y mal suministrada no pueda producir malestar.

Distintos tipos de homeopatía
Hay varias tendencias homeopáticas:
La Unicista: que trata de trabajar al individuo con un solo medicamento, maniobrando en una misma dilución o variándola.
La Pluralista: con varios medicamentos a la vez a diluciones sensiblemente más bajas.
La Complejista: medicamentos ya preparados por los mismos laboratorios homeopáticos para paliar situaciones agudas, con diluciones aún más bajas, incluidas las decimales.
Un buen consejo...
Tratad de encontrar un homeópata que os inspire confianza, que podáis charlar con tranquilidad y sea fácilmente accesible. No os conforméis con menos.
Todos los tratamientos que os puedan dar terceros a través de correo electrónico, etc. son efectuados con muy buena voluntad, pero no dejan de ser meramente parches que no resuelven nada a la larga.
Te lo mereces, date el mimo de dejarte tratar con un homeópata que te haga sentir cómodo y a gusto.

Rosa María Plana

Naturópata - Homeópata


Colaborador de enbuenasmanos.com http://rmplana.blogspot.com Contacta con el autor

Si ALGUNA está de bajón, recuerde que....


Si ALGUNA está de bajón, recuerde que:

Somos el sexo lindo.
Sentarse con las piernas cruzadas no duele.
Si resolvemos ejercer profesiones predominantemente masculinas somos pioneras.
Si ellos deciden ejercer profesiones predominantemente femeninas, son gays.
Nuestra inteligencia es comparable a la de cualquier hombre... y nuestra apariencia es mejor.
Si matamos a alguien y probamos que fue durante el síndrome pre-menstrual es un atenuante.
Nuestro cerebro tiene la misma capacidad que el de los hombres. Aunque tengamos 6 billones de neuronas menos... o sea nuestras neuronas son más eficientes.
Somos capaces de prestar atención a varias cosas al mismo tiempo.
Siempre sabemos dónde están las medias.
La mujer del presidente es llamada "primera dama".
El marido de la presidenta es un cero a la izquierda, aunque sea de derecha.
Si nos casamos con el heredero al trono, seremos reinas.
Si un hombre se casa con la heredera al trono, será el marido de la reina.
Si somos traicionadas, somos víctimas... si nosotras traicionamos, ellos son cornudos.
En definitiva, nosotras decidimos cuántos hijos tener.
Sentimos al bebé moverse adentro.
Los chicos siempre dicen mamá primero.
Siempre sabemos que el hijo es propio.
Tenemos meses por licencia de maternidad.
El examen ginecológico es más agradable que el examen de próstata.
Somos monogámicas... ¡aunque sea necesario probar varios hombres hasta encontrar alguno que valga la pena...!
Siempre estamos presentes en el nacimiento de nuestros hijos.
Somos las divas del casamiento.
Alguien alguna vez oyó hablar de un "musso inspirador"
Vivimos más.
Somos más resistentes al dolor y a las infecciones.
Tenemos menos problemas cardiacos.
Tenemos prioridad para los botes salvavidas.
Somos más sensibles.
Tenemos un día internacional.
¡Realmente somos maravillosas!