Entrada destacada

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un teléfono gratuito de atención a la maternidad.

Nace un teléfono gratuito de atención a la  maternidad en Madrid La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un   teléfono gratui...

12 de agosto de 2009

Esta noche se verán hasta 200 estrellas fugaces por hora

Esta noche se verán hasta 200 estrellas fugaces por hora

Para verlas hay que acudir a un lugar oscuro, como zonas de playa o montaña. Las ciudades no sirven por el reflejo de la luz en el cielo

La "lluvia de estrellas" de las Perseidas, conocidas popularmente como "Lágrimas de San Lorenzo", tendrá su máximo de actividad entre las 19.30 y las 22.00 horas de la noche de este miércoles. La Luna dificultará la observación.

El equipo español del Año Internacional de la Astronomía celebrará este fenómeno veraniego con su tercera "Fiesta de estrellas", en la que organiza observaciones públicas en plazas y puntos emblemáticos del país. Esta actividad contará con la participación de unas 40 agrupaciones de astrónomos aficionados y asociaciones de toda España. La playa de Las Salinas, en Roquetas de Mar (Almería), es uno de estos lugares, ya que el ayuntamiento de este municipio y la Asociación Astronómica Orión han organizado una noche para ver las Perseidas tumbados en la arena mientras se relatan historias acerca del universo.

La asociación AstroSantander, por su parte, ofrece la posibilidad de observar este fenómeno desde una goleta en el mar, mientras que AstroCuenca ha elegido para la cita las ruinas romanas de Valeria. El portal del Año Internacional de la Astronomía recoge una agenda donde consultar todas estas actividades.

Consejos para ver las Perseidas

Para ver las estrellas fugaces hay que acudir a un lugar oscuro, como zonas de playa o montaña donde no haya luces ni linternas. Las ciudades no sirven porque la luz provoca que el cielo sea muy brillante y no se puedan ver. No es aconsejable usar un telescopio ni utensilios similares. Las perseidas son claramente visibles al ojo humano en la oscuridad.

Se debe observar el cielo recostados y mirando hacia el norte del radiante que estará sobre el horizonte nordeste a una altura de unos 20 grados en la hora de máxima deapogeo de las estrellas

La luna dificultará la observación

Generalmente, esta "lluvia de estrellas" se inicia alrededor del 17 de julio y se prolonga hasta el 24 de agosto, aunque la situación puede variar cada año. En esta ocasión, la Luna entrará mañana en su fase de cuarto menguante, por lo que dificultará la observación de los meteoros más débiles.

Las estrellas fugaces son meteoros, partículas de polvo de tamaño variable que los cometas dejan a lo largo de su órbita mientras giran alrededor del Sol. En el caso de las Perseidas, la Tierra atraviesa la órbita del cometa Swift-Tuttle, que tarda unos 130 años en dar una vuelta alrededor del Sol e hizo su última aparición en el año 1992.

Origen de la lluvia de estrellas

Según ha explicado el doctor en astrofísica del Instituto de Ciencias del Espacio y miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ricardo Casas, el cometa Swift-Tuttle fue descubierto en 1862 y la última vez que fue observado desde España fue en 1992, provocando en el agosto siguiente un "pico de actividad" en el que pudieron observar meteoros al ritmo de 300 por hora. Sin embargo, este cometa tiene un periodo de entre 120 y 130 años, por lo que no volverá a pasar "más o menos cerca" hasta el año 2122. Y es que, el astrofísico ha dicho que, a medida que van dando vueltas, los cometas van formando partículas que se convierten en "estos enjambres" que cada año se pueden observar en agosto, precisamente en torno a los días de mayor calor, cuando se celebra la festividad de San Lorenzo.

Por otro lado, ha recordado que a lo largo del año se producen otras "lluvias de estrellas", como las Leónidas en noviembre o las Gemínidas, en torno al 14 de diciembre. Estas últimas son meteoros "muy brillantes" y que se producen a horas tempranas, por lo que no hay que trasnochar "tanto", mientras que las horas más favorables para las Perseidas son entre la una y las dos de la madrugada.