11 de julio de 2010

Rosas con espinas



Quería contarte, quería decirte,
un consejo quería pedirte..
y en mis días de desvelo
donde sufro y toco el suelo,
quería a los ojos mirarte
y en ellos mis problemas presentarte.
*
Se sufre en este camino de rosas,
donde a veces sus espinas dolorosas
se clavan el el alma explendorosa
donde se apaga la luz y otras cosas,
se empeñan en bloquear una sola cosa
las ganas de vivir maravillosas...
*
Yo no quiero penar en esta vida,
que el aire y la sombra me cobijen,
que no tengo más alas que un suspiro
de alivio, de vida, de respiro,
cuando riego este jardín y estás conmigo.
*
El aire me faltaba, yo moría
y esas mañanas yo me vi desfallecer...
que motivos no se si tenía,
lo que si se es que no sabía que hacer.
*
Sosegada y mucho más tranquila hoy,
recupero el ritmo de mi vida,
que me alivia, me protege me da vida,
en este camino en el que sólo veo espinas...
*
Ya mi parque no es el mismo tu lo sabes,
que cerrado ya lo tienen los obreros,
más como quedará yo lo prefiero,
como antes, tranquilo y austero.

Soñar


Hoy tareas sin hacer se acumulan en mi mente,
me anticipo y no disfruto de mi gente...
tengo que cambiar de este a oeste,
y aceptar este calor ingente
que me agobia y sudores me caen por la frente,
navegar y conseguir que hoy y por siempre
vea poco a poco la vida diferente.