12 de octubre de 2009

Valores humanos



Dice un refrán castellano "Un padre es para cien hijos y un hijo no es para su padre".


El respeto por los mayores
de pequeña lo aprendí,
que mis abuelos me criaron
y me hicieron muy feliz.
*
La alegría que rebosaban
y su amor tan generoso
me educaron en valores
a cuidarles con esmero
que el cariño que desprendían
era cariño verdadero.
*
Que dinero no había,
pero si amor del bueno,
donde con dulces palabras,
me hicieron mujer de provecho
sensible y de gran corazón,
para mimarte y quererte,
noble y sencilla y humana,
así mientras viva seré yo.
*

Cercana con los necesitados
aquellos que en la cama sufren
y su cuerpo tiene dolor,
que unas humildes palabras
en mi boca pone Dios,
y yo agradecida de Él
con todo mi corazón
a mis pacientes les doy
con cariño, respeto y mucho AMOR.