Los palos y las piedras pueden romper los huesos, pero las palabras romperán el corazón. R.F.